volver

       ESTE NIÑO DON SIMÓN

 

El niño Simón Bolívar

tocaba alegre tambor

en un patio de granados

que siempre estaban en flor.

Montó después a caballo.

Dicen que en potro veloz

por campos de San Mateo

era el jinete mejor.

 

Pero un día se hizo grande

el que fue niño Simón,

y a caballo siguió andando

sin fatiga el soñador.

 

De Angostura hasta Bolivia

fue guerrero y vencedor,

por el llano y por la sierra,

con la lluvia y con el sol.

 

A caballo anda en la historia

este niño don Simón,

como anduvo por América

cuando era el Libertador.

 

Manuel Felipe Rugeles